viernes, 19 de abril de 2019

EL SECRETARIO QUE ESCOGIÓ EL PRESIDENTE RIVERA: OTRO VIROLEÑO.

Por René Alberto Contreras.

   El mandatario Julio Adalberto Rivera (1962-1967) decidió nombrar como Secretario General de la presidencia a alguien de su entera confianza y para lograr ese objetivo buscó a su amigo de la infancia el Dr. Carlos Armando Domínguez, otro viroleño como él.
   Convencerlo no fue fácil ya que el profesional residia en Santiago de María, Usulután, donde ejercía su "profesión de Abogado y Notario. Estaba casado con una joven santiagueña, Nena Vidaurre Gutiérrez y habían nacido los dos primeros hijos de nuestro matrimonio: Carlos Armando y Romilia Rosana. El tercero, Oscar Ricardo llegaría después", relató en su libro "Julio A. Rivera, Datos para una Biografía", editado en Talleres Gráficos UCA en 1998. 

Dr. Domínguez con Presidente Rivera.
    Siguió contando que una mañana del año 1961 llegó a su casa el Coronel Julio Adalberto Rivera, acompañado del Dr. Francisco José Guerrero (Chachi) "a invitarme para ingresar al Partido de Conciliación Nacional (P.C.N.) que recién habían constituido. Pensaban competir en las elecciones para diputados y Presidente. Con toda franqueza les dije que no, y expuse algunas excusas". 
   Meses despues Rivera volvió a buscar a su amigo y le ofreció el Ministerio de Justicia en el gobierno provisional del Dr. Rodolfo Cordón (1961-62). "Le manifesté que no podía aceptar, porque significaba abandonar mi clientela... Cuando ya era Presidente electo, me ofreció el mismo cargo y acepté, pues faltaban como seis meses para que él tomara posesión... tiempo suficiente para que yo liquidara mis compromisos profesionales".
   Domínguez además de trabajar en su bufete de Santiago de María, era el Presidente de la Asociación de Abogados de Oriente y fue juez de primera instancia. 
   "Días antes del primero de julio, fecha en que el Coronel Rivera recibiría su investidura presidencial, me llamó a su oficina de la colonia Centro América y me dijo que creía que yo le sería más útil como Secretario General de la Presidencia. El cambio me alegró, pues me estaba ofreciendo un cargo cien por ciento político, acorde con mis aspiraciones", escribió el Dr. Domínguez en la obra citada. 
Dr. Carlos Armando Domínguez.
    Recordó que ese día comenzó su trabajo, pues le dió en estudio una ley que sus asesores jurídicos le habían preparado. "El siguiente día se la devolví, con la recomendación de que la archivara por contener preceptos represivos. Mal principio sería -le dije- para quien proyecta gobernar democráticamente".
   "Después fui llamado nuevamente para revisar el primer discurso presidencial. Aceptó las observaciones que le hice y pasó el borrador a quien sería el Secretario de Información de la Presidencia, el talentoso periodistas Carlos Arturo Imedia".
   El coronel Rivera ganó las elecciones que se celebraron en abril de 1962. El PCN fue el único partido que fue a los comicios pues la oposición que se había aglutinado en la Unión de Partidos Democráticos (U.P.D.) se abstuvo de participar por considerar que se cometería un fraude.
   En diciembre de 1961 se habían celebrado elecciones para diputados en las que participó la UPD y el PCN resultó ganador absoluto pues en esa época no existía la representacción proporcional. El partido que ganaba se lo llevaba todo.
   El 1 de julio de 1962 se dió el acto de investidura presidencial en el Gimnasio Nacional, el Dr. Domínguez tenía que estar presente, pero ni el protocolo oficial ni la Comisión de Protocolo del PCN le enviaron invitación. Sin embargo el Dr. Domínguez se presentó a la ceremonia y se sentó en el espacio destinado a los diplomáticos. 


   "Cuando por los micrófonos anunciaron que se daría a conocer el Gabinete de Gobierno, mi nombre encabezó la lista, alterando el protocolo, pues tenían que haber principiado por el Ministro de Relaciones Exteriores. Nunca me preocupé el porqué de esa distinción especial", escribió el abogado viroleño.
   Agregó que el olvido de no haberle girado invitación "fue un acto premeditado de la Alta Dirigencia del Partido. Me tomaban como un intruso, por no ser miembro" de ese instituto político.
   "Los propósitos de Rivera, manifestados en nuestra conversación, cuando me ofreció el cargo, eran los de gobernar democráticamente; con respecto a la Constitución y a las leyes. Estructurar una democracia en el país era tarea muy difícil, casi imposible, sobre todo, porque el Coronel Rivera había formado parte del Directorio Cívico Militar, gobierno de fuerza dictatorial, que había derrocado a una Junta de Gobierno con apoyo popular" mencionó el secretario del presidente.
   La Junta estuvo integrada por los doctores Ricardo Falla Cáceres, René Fortín Magaña, Fabio Castillo Figueroa, el coronel Cesar Yánez Urías, el teniente coronel Miguel Angel Castillo y el mayor Rubén Alonso Rosales. Gobernó, después de derrocar al Coronel José María Lemus, del 26 de octubre de 1960 al 25 de enero del 61.
   El directorio gobernó del 25 de enero de 1961 al 25 de enero de 1962. Lo integraron el coronel Anibal Portillo, el teniente coronel Julio A. Rivera, el mayor Mariano Castro Morán y los doctores Antonio Rodríguez Porth, Feliciano Avelar y José Francisco Valiente.
   El Dr. Carlos Armando Domínguez (conocido en Zacatecoluca como el chele Armando) estuvo como secretario del coronel Rivera hasta el día que el mandatario entregó el poder al coronel Fidel Sánchez Hernández. Quince días después renunció al PCN, desde entonces se alejó de la política y nunca más militó en otro partido. 

Dr. Domínguez, Pte Rivera y Dr. Ramón López Jiménez
    El abogado nació en Zacatecolucael 11 de agosto de 1921, hijo de la señora Romilia Domínguez y Luis López Jiménez. Se graduó de doctor en Jurispurdencia y Ciencias Sociales en la Universidad de El Salvador (UES) el 3 de septiembre de 1954. Con la señora Alicia Tenorio tuvo un hijo: René Arturo (el político), que siguió estudios de derecho, además de destacarse jugando con el equipo Platense.
 Al Dr. Domínguez le gustaba escribir y sobre todo de temas humoristicos.
   El periodista Mauricio Hernández Bolaños en su revista Asi es mi Pueblo, Zacatecoluca de diciembre del 2005 publicó un relato del Dr. Domínguez titulado El Chabacán, referente a un concierto que llegó a ofrecer al Teatro Nacional el guitarrista paraguayo Agustín Barrios (Mangoré), que aunque no lo menciona por su nombre lo describe de tal forma que no hay duda de su identidad.
   "El día de su llegada a Virola, el viejo teatro se llenó por completo no había un solo lugar en luneta, en palco y ni en galería. El renombrado músico impresionó al público de tal manera que había un silencio profundo", describió el abogado.
   Recordó que "cuando el virtuoso guitarrista ejecutaba la Danza Guaraní, un sonoro y ruidoso cañonazo retumbó en el teatro. Teodoro, el causante de tan repudiable proceder, se levantó de su asiento y, con fuerte voz, se dirigió a la señora sentada a su izquierda, y le dijo: Doña Rebeca, le cayeron mal los frijoles blancos".
   "La aludida, una señora educada, de la alta sociedad, que no salía de su casa más que cuando había un acontecimiento artístico, se levantó de su asiento y la emprendió a sombrillazos contra el chabacán. Este salió corriendo y ella lo siguió hasta sacarlo del teatro. El público... reía a carcajadas, primero por el cañonazo y, después por los sombrillazos de doña Rebeca contra Teodoro. Por supuesto, el artista abandonó el escenario", escribió Domínguez en sus Relatos Picantes de la Vida Real.
   El Lic. Agustín Arturo Orellana Liévano en Asi es mi pueblo, Zacatecoluca, del 2009, escribió un artículo que tituló "El Chele Armando, en El Salvador nadie muere de aburrimiento". 

Consejo de Ministros del gobierno del Pte. Rivera.
    En ese artículo refiere que "el Chele Armando nació y se crió en el barrio El Calvario, asistió a escuelas públicas y privadas de virola; era un adolescente cuando se dio el levantamiento campesino de 1932... hecho histórico que impactó al 'Chele Armando', vino la dictadura de los 13 años de Maximiliano Hernández Martínez, y se fue al Instituto Nacional 'General Francisco Menéndez', a San Salvador, en donde se tituló de bachiller en ciencias y letras".
   Aseguró que al presidente Rivera le aconsejó elaborar la Ley de Representación Proporcional en la Asamblea Legislativa, un apoyo económico para la reforma universitaria en la UES y el reconocimiento jurídico de la Asociación Nacional de Educadores Salvadoreños (ANDES 21 de junio).
   El Dr. Carlos Armando Domínguez falleció el 18 de marzo del 2019.


  
   

viernes, 1 de marzo de 2019

TITE SALAMANCA: UNA VIDA DEDICADA A LA GUITARRA

Por René Alberto Contreras

   Tite Salamanca dedicó su vida a tocar la guitarra, tanto profesionalmente como por diversión constante y para deleite de sus amigos, sin dejar de lado otros quehaceres que supo alternarlos con la música. 

Tite Salamanca (1968)
     Esa habilidad lo llevó a integrar grupos musicales como el cuarteto de Los Hermanos Domínguez, un grupo musical del Instituto Francisco Menéndez, Los Kiriaps, The Black Jackets, Los Palaviccini y la Internacional Orquesta de Los Hermanos Flores.
   Tite Salamanca nació en Zacatecoluca el 13 de enero de 1940, siendo su madre Eli Noemí Salamanca y su padre José Antonio Cruz, quienes además dieron vida a Tony y Ely, quienes se criaron en un extenso terreno conocido como La Zorra, por un árbol que se distinguía en esa propiedad (árbol de zorra, cenícero o carreto. Nombre científico: Samanea Saman). La casa situada a pocos metros al oriente de la estación del ferrocarril.
   Sus estudios de primaria  los hizo en la Escuela José Simeón Cañas y comenzó el primer curso (7o grado actualmente) en el Instituto Nacional, que también lleva el mismo nombre del prócer viroleño.
   Muy pequeño mostró interés por la música y su padre obervando esa vocación le obsequió la primera guitarra, cuando tenía ocho años de edad. Comenzó a recibir clases con don Lolito Rodríguez quien al notar sus avances y las posibilidades de desarrollarse como un profesional, le sugirió que se trasladara a San Salvador para que estudiara en el Conservatorio Nacional de Música, situado en esa epoca una cuadra al norte de la Corte de Cuentas, en la 3a avenida norte.
   Después de haber concluido el primer curso en el instituto de Zacatecoluca siguió la recomendación de don Lolito, se matrículó en el Instituto Nacional General Francisco Menéndez (Inframen) y además en el Conservatorio, donde recibió clases de guitarra con el profesosr Jesús Quiroa. 

Paco Corcios, Tite, Carlos E. Morales, Mariano Rodríguez y Chamba Avalos
    Para los estudios musicales Tite compró una guitarra profesional que se la fabricó don Manuel Gálvez quién por muchos años mantuvo el prestigio de esa marca: "Guitarras Galvez". Tenía su taller cerca de la Universidad de El Salvador (UES) en la calle San Antonio Abad. El instrumento musical le costó sesenta colones ($24.00 dólares al cambio de esos años)
   En el instituto se incorporó a un grupo musical y luego con Los Hermanos Domíguez, donde la vocalista era Ana Lilian Domínguez. Entre otras actuaciones tenían la de cada sábado en el programa El Café de Don Pedro que conducía el cubano don Pedro Dalmau, en el primer canal 6 cuyos estudios estaban en el edificio Central, cerca del parque Libertad en San Salvador. 
   Inició estudios de Sociología en la Facultad de Humanidades de la Universidad de El Salvador, después del segundo año las actividades musicales le fueron consumiendo más el tiempo de cada día y tuvo que retirarse.
   Pero la inquietud musical de Tite no se limitó a participar; también le gustaba oir a otros conjuntos por lo que a menudo iba por las noches a La Praviana, en el centro de la capital, donde se desarrollaba la vida nocturna. 
   En ese lugar escuchaba al Trío Santa Cruz, a Los Soles y los diversos conjuntos de mariachis.
   En 1967 le llegó la oportunidad de ser invitado a formar parte del grupo de rock Los Kiriaps donde estaba en la batería otro viroleño: Mariano Rodríguez, además de David Cañas, Armando Guandique, Rolando Schilling y Héctor René Zuleta.

Los Kiriaps
    El abogado Fredy Campos le hizo una entrevista a Mariano Rodríguez acerca de la historia de Los Kiriaps que publicó en el blog "Buenas Epocas. La nueva ola de El Salvador".
   Preguntó en una parte: "¿Qué retos tuvieron que superar Mariano?". Respuesta: "En 1965 un cambio que creó una pequeña crisis al retirarse del grupo German Mangandi".
   "¿Que hicieron entonces?. Tuvo que haber una reingeniería. Ingresó Edgar 'Tortuguita' Salamanca en el requinto". repondió Mariano, que actualmente vive en Estados Unidos.
   Simultáneamente, tanto Mariano como Tite tocaban en Zacatecoluca con The Black Jackets compuesto por Carlos Eduardo Morales, Paco Corcios, Américo Molina y luego Salvador Avalos.
   Paquito Palaviccini, un músico santaneco creador del Xuc, que fue director de la Internacional Orquesta Polío había fundado su propio grupo: Los Palaviccini. Aqui fue llamado Salamanca y pasó varios años con ellos.
   Hubo un período que Los Palaviccini era un conjunto permanente en el entonces Hotel El Salvador Intercontinental (hoy Crown Plaza). Una noche llegó a amenizar una fiesta la Orquesta Flores y su director Tito Flores buscó a Salamanca para invitarlo a que formara parte de esa orquesta.
   Después de consultar con Paquito, como todo maestro que era, le ayudó a tomar la decisión ya que constituía una gran oportunidad, sobre todo que estaban preparando una gira por diversas ciudades de Estados Unidos y sería su primer experiencia en el extranjero con la orquesta Flores.

Orquetsa Flores. Tite en el extremo derecho.
    Corrían los meses del año 1968 cuando emprendieron el viaje a los Estados Unidos presentándose en Los Angeles, Boston, Washington, y Nueva York, después vendrían muchos viajes por el mismo país y Centro América.
   Sin embargo, Tite simultáneamente a sus actividades como músico desempeñaba su trabajo primero en el Instituto de Vivienda Urbana (IVU), luego en el Ministerio de Salud Pública y finalmente en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).
   Pero no se limitó al trabajo en las instituciones estatales. Más adelante comenzó a desarrollar la crianza de ganado lechero y de carne en el mismo terreno donde pasó su infancia, labor a la que le dedicaba tiempo los fines de semana. Toño Díaz publicó una caricatura con este tema en la revista de Mauricio Bolaños: Zacatecoluca, Asi es mi Pueblo, de diciembre de 1993.

Tite en caricatura de Toño Díaz (1993)
    Al IVU ingresó al departamento de ingeniería cuando era presidente Carlos Guiringuelo y gerente Belisario Peña. Comenzó un proceso de capacitación en el Instituto Geodésico Nacional que incluía el estudio de suelos, supervisión de construcciones y otras técnicas.
    Cinco años después pasó a Salud donde desempeñaría tareas similares teniendo como jefe de ingeniería a Julio Oscar Colorado. Un día llegó el Arq. Emilio Bolaines, originario también de Zacatecoluca para invitarlo a que se pasara al ISSS donde él estaba organizando el departamento de ingeniería, desde entonces se quedó trabajando por 32 años, tiempo después del cual se jubiló.
   Los compromisos musicales y laborales le exigían movilización rápida y ágil, que en aquellos años el tráfico de El Salvador permitía lograr ese propósito y se vió en la necesidad de comprar su primer vehículo.
    Trabajaba en el IVU cuando compró un carro Renault R-8 que con el sueldo de 500 colones mensuales le alcanzaba para pagar la cuota para la agencia distribuidora de esa marca francesa. 
    En el campo artístico Tite decidió comprarse una guitarra eléctrica holandesa de la marca Egmond Colorado por 500 colones. ($200 dólares en esa época) Otra la adquirió Rolando Shilling. Eran las únicas dos que existían en el país.
   Esas guitarras las importó Avance Ganadero (hoy Pro Avance, administrada por la familia Hernández), fundada en 1958 por el danés Mario Vicenzo Procida Holbeck, dedicada en aquella época a la venta de equipos tecnológicos europeos. 

Guitarra Egmond
   Por mucho tiempo esa fue la guitarra que Tite usó con la orquesta Flores actividad artística que esta plagada de anécdotas. Una noche que amenizarían un evento en San Francisco Gotera en el año 1970 pidió a su amiga Eunice Orellana que le acompañara. Se fueron rumbo a esa ciudad, pero también iban la mamá Dora Jovel de Orellana y su tío Carlos.
   Gozaron de la festividad. En horas de la madrugada emprendieron el retorno a Zacatecoluca, sin embargo, algo imprevisto les arruinó la alegría, volcaron en el carro que a esas alturas Salamanca ya tenía, un Opel Kadet.
   El vehículo dió una seis vueltas hasta detenerse en una hondonada con las llantas hacia arriba. Más atrás venía un autobús del que bajaron varias personas supuestamente para auxiliarles. Una vez entraron en calma se dieron cuenta que no tenían las carteras ni la guitarra Egmond. Los golpes fueron menores, asi los consideró el Dr. Bessy David Saca, pero visibles en el rostro, brazos y otras partes del cuerpo.
   Seis meses después la Orquesta Flores viajó a Sensuntepeque para amenizar las festividades patronales. Tite llegó a las 7.00 de la noche. Sus compañeros que habían arribado con anticipación lo condujeron al parque donde un grupo musical de la localidad estaba tocando. Uno de los jóvenes tenía la guitarra Egmond.
   Salamanca le preguntó al muchacho, hijo de un diputado del departamento de Cabañas, qué, donde había comprado ese instrumento, respondiendo que se lo habían traído de Estados Unidos y que era el legítimo dueño.

Gloria Silvia Peña, Tite, una amiga y Eunice Orellana.
    Tite recurrió a los agentes de la Policía Nacional que cuidaban el lugar, decomisaron la guitarra, la llevaron en custodia al cuartel. Al día siguiente, acompañado del cantante Fredy Mena, con factura en mano, Salamanca volvía a tener en su poder la Egmond Colorado.
   En otra ocasión el guitarrista viroleño junto con otros músicos fueron convocados por el director artístico de Discos Centroamericanos S.A. (DICESA), maestro Hugo Parrales, para acompañar al cantante Pablo Ríos en la grabación de uno de sus discos. Antes también participó en la grabación de discos de La Internacional Orquesta de los Hermanos Flores, comenzando con La Bala, en 1970.
   Cuando Tite tenía unos meses de nacido, en los años 40, el talud de la casa donde vivía la familia Salamanca-Cruz se hizo notorio ya que en él y bajo el árbol de zorra fue fusilado Aquilino Rodríguez, condenado a muerte por la jueza Irma Rojas por un asesinato que cometió en la jurisdicción de Santiago Nonualco y San Rafael Obrajuelo.
   La ejecución estuvo a cargo de 10 guardias nacionales y un capitán la que se cumplió a las 4 de la tarde del 4 de abril de 1940 ante una gran cantidad de personas, entre ellas el niño Raúl Vicente Martínez, de 10 años, quien en la revista Asi es mi pueblo, Zacatecoluca, de diciembre de 2009, publicó un relato sobre el tema.
   La casa de los Salamanca, en los 70, cerca de la estación del ferrocarril y el cementerio, era cada año por la época de agosto, de un gran festejo: una atolada, no muy común. Llegaban grupos musicales como Fiebre Amarilla, American Brass, la orquesta Flores y otros.
   El ingreso tenía el costo de un colón (cuarenta centavos de dólar, al cambio de los años 70). Eso le daba derecho a la música, si querían oirla o bailarla, a los atoles de elote y shuco, un coco y otras viandas. Una de esas tardes 20 docenas de coco no fueron suficientes ante la tremenda sed de los bailarines. 


   Enmedio de la entrevista para Los Motetes del Tecolote hecha en la casa de la familia Salamanca el domingo 19 de febrero de 2019 le pregunté acerca de las novias que tuvo. Solamente sonrió y se quedó callado. No mencionó a ninguna de las que conocimos.
   Es sumamenete placentero oir a Tite interpretar con su guitarra boleros, tangos, salsa, cumbias, rocks y otros ritmos. Eso si, nunca lo oirán cantar pero invita a sus acompañantes a que lo hagan aunque sea utilizando un cancionero de los que publicaba la Sal de Uvas Picot.
   Cuando cumplió los 60 años (año 2000) se convirtió en padre de Melvin Edgardo Salamanca. Su madre: María Otilia Rivera. Ocho días después del nacimiento del niño, Tite fue a un taller del barrio San Jacinto, en San Salvador, para llevar un vehículo que le estaban reparando.
    Cuando recibía el automotor entraron unos asaltantes que para someter a clientes y trabajadores dispararon un arma. La bala hizo impacto en la pierna derecha de Tite. Fue sometido a múltiples operaciones. Sin embargo, para el resto de su vida ha tenido que usar muleta.
   Nada de eso lo detiene para manejar su carro, tocar la guitarra para sus amistades e impartir clases a jóvenes que como él a temprana edad se dedican a desarrollar la vocación que ya tienen insertada en su cerebro: la música.
  
  

    

martes, 18 de septiembre de 2018

ZACATECOLUCA CON HOSPITAL DESDE HACE MÁS DE 150 AÑOS

Por René Alberto Contreras.
   Zacatecoluca tiene casi 153 años de contar con un hospital, que arrancó desde una casa común en el centro de la ciudad hasta una edificación moderna al norte de la ciudad pasando por su antiguo local en el cantón El Espino donde se le dotó con el nombre de Santa Teresa como homenaje a su benefactora Teresa v. de Alfaro. 
   En ese siglo y medio pasaron por este nosocomio centenares de médicos, miles de enfermeras y enfermeros, personal de limpieza y administrativos que atendieron a otros tantos miles de pacientes, la mayoría profesionales comprometidos con principios humanitarios que les hicieron acreedores del cariño y admiración de los pacientes y la población en general.

Busto deTeresa v. de Alfaro (Foto Mariano Galán)
    Fueron muchos los médicos y paramédicos que llegaron a la ciudad para hacer su año social o a trabajar por algún tiempo y terminaron quedándose a vivir defintivamente al ir identificándose con los viroleños e integrarse en este entorno social.
   El nacimiento oficial del nosocomio se fijó "Por acuerdo del 30 de diciembre de 1865 (que) aprobó el Supremo Gobierno el establecimiento de un hospital en esta ciudad y el 16 de enero del siguiente año fue el día en que se instaló la Junta de Caridad de Zacatecoluca".
   Más adelante para fortalecer el financiamiento pidió a la Gobernación "se sirviese hacer cumplir a los alcaldes de su jurisdicción con el artículo cuarto del decreto legislativo del 3 de febrero de 1870 para que los impuestos destinados por estas leyes en beneficio de los hospitales fueren exigidos y su producto remitido a la tesorería de esta ciudad", según lo especificó el secretario de la Junta de Caridad Francisco A. Domínguez.
  Las Juntas de Caridad de todo el país tenían por atributos los siguientes: "1a. Dictar todas las providencias conducentes a la buena administración, orden y disciplina del Hospital empleando su caritativo celo  en procurar a los pobres enfermos la esmerada asistencia que reclama en desgracia, disponiendo todas las mejores compatibles con las circunstancias del establecimiento. 2a. Administrar los intereses del hospital y disponer de la inversión de las rentas. 3a. Elegir médicos y cirujanos".
    La cita anterior es de la Memoria de Instrucción Pública y Beneficencia de 1884 que se encuentra en el trabajo de graduación de "La iniciativa pública y privada en el tratamiento de la pobreza en El Salvador" de Fernando Rafael Díaz Alejandro, para optar al grado de Licenciado en Historia, de la Facultad de Ciencias y Humanidades, de la Universidad de El Salvador (UES).
   "Este hospital inició funcionando en una amplia casa próxima al parque Cañas de Zacatecoluca y gracias a la generosidad de doña Teresa de Alfaro fue donado un terreno especial para su funcionamiento entre los años 1906 a 1909 en el cantón 'Los Espinos' y posteriormente en 1944 fue ampliado gracias a la cooperación de la ciudadanía de esta población". 

Antiguo H. San ta Teresa (Fotodron de Nimrod E. Velásquez)
    La anterior cita se lee en el trabajo de graduación de Rosana Lisseth Monroy Lovo titulado "Historia de la ginecología y de la obstetricia en El Salvador" presentado en la facultad de Humanidades de la Universidad de San Carlos, de Guatemala, en octubre del 2003, para obtener el grado de Maestra en Docencia Universitaria.
   El antiguo hospital estaba rodeado de una zona verde y protegida por una verja que permitía ver la edificación desde la calle que conduce de Zacatecoluca a San Vicente. Al entrar se encontraba un monumento dedicado a la donante que gracias a ella la ciudad contó con un nosocomio moderno comenzando el siglo XX. En el mismo se leía en una placa el siguiente texto: "A la memoria de la honorable matrona Da. Teresa V. de Alfaro quien donó el terreno y antiguo hospital, en noviembre de 1908. Zacatecoluca, diciembre 2 de 1948".

Placa (Foto Mariano Galán)
    En el Libro Azul de 1916 editado por la administración del Presidente Carlos Meléndez al referirse a Zacatecoluca consideró que "entre los edificios dignos de mención" se encontraban en esos años el del hospital Santa Teresa, el Palacio Municipal y la iglesia Parroquial.
   Ese primer sexenio del siglo pasado el "Santa Teresa" prestó un gran servicio de salud, combinado con el trabajo que médicos y enfermeras desarrollaban en la que comunmente se le llamaba "La Sanidad", centro de Salud ubicado al costado sur de la hoy Catedral y al oriente del parque Peña.
   Por esos tiempos el hospital no contaba con servicios de ambulancias y los enfermos o heridos de la zona rural eran trasladados en hamacas colgadas en un palo largo (palanqueras) cuyos extremos eran sostenido en los hombros de familiares, amigos o voluntarios.

Sanidad (Foto de Revista Asi es mi Pueblo Zacatecoluca 2010)
    En los años 60 comenzó a funcionar el servicio de una ambulancia cuyo primer conductor fue Alfonso Reyes.
   En esa época el hospital atendió a decenas o centenares de campesinos que resultaban intoxicados trabajando en las plantaciones de algodón, víctimas de los insecticidas usados para combatir las plagas que atacaban esa planta.
   Las necesidades de atención en salud se fueron incrementando en la zona y el hospital ya no daba abasto para atender a los pacientes.
   Durante el gobierno (1962-1967) del coronel Julio Adalberto Rivera, originario de Zacatecoluca, comenzaron una gestión internacional para conseguir financiamiento y construir tres hospitales nuevos en igual números de cabeceras departamentales.
   En septiembre de 1963 funcionarios del Ministerio de Salud, los doctores Ernesto R. Lima y el viroleño Mario Reni Roldán anunciaron la construcción de los tres nuevos hospitales en Usulután, Chalatenango y Zacatecoluca financiados con un préstamo de nueve millones de marcos concedidos por el gobierno de la entonces República Federal Alemana, equivalentes en esos años a 5 millones 670 mil colones.
   Para realizar la construción de los hospitales era necesario tener asegurado un terreno. Ese paso lo habían logrado anticipadamente con la promesa,  posteriormente cumplida, de la señora Ester Orellana de Rengifo quien lo donó a las autoridades de salud.
   El martes 2 de octubre de 1962 El Diario de Hoy publicó que la donante les hizo el ofrecimiento a una delegación integrada por el gobernador Luis Homero López, el alcalde Agustín Martínez y vecinos que formaban parte de un comité de apoyo, entre ellas las señoras Estervina de Rodríguez, Enriqueta de Montes y Josefina de Maza.
   El médico viroleño Dr. Alfonso Cruz Palacios, también funcionario del ministerio, dijo que el hospital sería construido en una de las mejoras zonas de Zacatecoluca en un predio de 4 manzanas y tendría capacidad para 200 camas. Él había atendido a una misión alemana que vino para observar los avances en los trámites encaminados para concretizar el préstamo. 

Sanidad (Revista Asi es mi Pueblo Zacatecoluca 2004)
    Los años fueron pasando y como sucede con todos estos proyectos de gran envergadura fue hasta en 1966 que ya estaba consolidada la donación. Siempre en el Diario de Hoy se publicó la noticia el 4 de mayo de ese año que Doña Ester formalizó la entrega de un terreno valorado en 10 mil colones con una extensión de 23 mil metros cuadrados.
   El miércoles 26 de octubre del mismo año 66, la entonces existente Asociación Pro Mejoramiento de La Paz en un acto desarrollado en el Círculo Militar, de San Salvador, le entregó a la señora Orellana de Rengifo un "pergamino de reconocimiento a la socia benefactora".
   También el Club de Leones de Zacatecoluca y la Junta de Caridad Prohospital otorgaron otro pergamino de reconocimiento a la señora de Rengifo, en ese acto estuvieron presentes entre otras personalidades de la ciudad la señorita Milagro Martínez, las señoras Estervina de Rodríguez, Josefina de Maza y Paz de Rodríguez.
   El nuevo hospital fue inaugurado por el presidente Fidel Sánchez Hernández el 31 de mayo de 1972. Su director en ese momento era el Dr. Hugo Morán Quijada, quien fuera sucedido por el Dr. Arturo Coto y más tarde por el Dr. Carlos Galeano.
  
Hospital Santa Teresa actual (Foto Minsal)

   En el 2001 El Salvador se vió sacudido por dos terremotos, uno el 13 de enero y el otro el 13 de febrero. Este último impactó sobre todo los departamentos de La Paz y San Vicente. En Zacatecoluca además de la destrucción de cientos de casas también dejó con graves daños los edificios del Hospital.
   En una evaluación realizada por el Ing, Guillermo Santana se reportó que "El sismo del 13 de enero produjo daños no estructurales y estructurales menores que no comprometían la estabilidad del sistema estructural y solo estuvo evacuado algunas horas".
   "Pero el sismo del 13 de febrero causó daños no estructurales más importantes, tales como grietas en las paredes de relleno de la fachada, apreciables desde el exterior del edificio, daños en paredes y particiones internas, daños en las juntas de separación entre los diferentes cuerpos del edificio en los dos últimos pisos. Se produjo golpeteo entre el edificio original y un edificio de dos plantas añadido posteriormente y que no contaba con la junta de separación necesaria", señaló el estudio del Ing. Santana. 
   Siguió relatando que "este hospital tenía un plan de contingencia que nadie conocía. Solo se habían realizado simulacros hacía 3 años... En los dos sismos quedaron incomunicados porque los teléfonos no funcionaron y los radios estaban dentro del edificio y había que pasar por áreas que estaban dañadas".

Hospital Santa Teresa actual (Foto Minsal)
    "El hospital fue evacuado inmediatameente después del segundo terremoto. El personal sacó todos los equipos que se podían trasladar y atendieron desde un principio a los pacientes en tiendas de campaña de la fuerza armada instaladas en el estacionamiento. Tuvieron un hospital de campaña del gobierno del Perú pero solo por 2 semanas... Se construyó un hospital provisional en la zona del estacionamiento y la zona de consulta externa fue adaptada como quirófano".
   La evaluación fue publicada en el libro Terremotos en El Salvador, documento coordinado por la arquitecta Teresa Guevara y responsabilizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
   En junio del 2007 comenzaron los trabajos para recuperar las instalaciones bajo la aplicación del proyecto de "Reconstrución de hospitales y extensión de servicios de salud", que el gobierno impulsó con fondos provenientes de un prétamo por $142.6 millones de dólares otorgado por el Banco Mundial, fondos que servirían para siete hospitales y otras instalaciones. Se esperaba que las obras estarían concluidas en el 2009.
   Fue hasta el 30 de junio del 2011 que el entonces presidenete Mauricio Funes y la ministra de salud, Dra. María Isabel Rodríguez  entregaron la conclusión de las obras de reconstrucción. Ese día dijeron que funcionaría como hospital de segundo nivel con 211 camas y servicios de cirugía, ortopedia,  pediatría, neonatología, odontología y otros.
   Solo en el hospital Santa Teresa la inversión fue de $17.9 millones de dólares  de los cuales $14.7 fueron para obra física y $3.2 millones para equipos.

Dr. José Alberto Buendía Bonilla actual director 2018


   Entre algunos de los directores del hospital Santa Teresa se han desempeñado en ese cargo los doctores José Roberto Badilla, Fernando Berríos, Hugo Morán Quijada, Carlos Galeano, Boanerges Valencia, Tito Gámez, Raúl Pineda y el actual (2018) José Alberto Buendía Bonilla.
   Desde aquel 30 de diciembre de 1865 cuando el Supremo Gobierno acordó crear un hospital en Zacatecoluca hasta hoy pasaron 153 años de una historia de personas altruistas y profesionales responsables que con éxitos, aciertos, fallas y errores Zacatecoluca cuenta con un hospital que no solamente atiende a la población de la ciudad sino a toda la región con una población de casi 354 mil habitantes.
   
  



   

martes, 31 de julio de 2018

CRISTOBAL HUMBERTO IBARRA, ESCRITOR Y PERIODISTA VIROLEÑO

Por René Alberto Contreras.

  Cristóbal Humberto Ibarra fue un viroleño que se dedicó a escribir cuento, poesía, novela, ensayo, trabajó en el periodismo y dedicó varios años de su vida a la docencia en la Facultad de Humanidades de la Universidad de El Salvador (UES).

  Nació en Zacatecoluca el 9 de mayo de 1920. Obtuvo una beca del gobierno salvadoreño para estudiar filosofía y letras en la Universidad de La Plata, Argentina,  para luego ocupar el cargo de agregado cultural en la embajada salvadoreña en ese país suramericano, donde también contrajo matrimonio con Lucy Arrabé Pinar.

  El 6 de junio de 2015 el periodista y escritor Lic. Renán Alcides Orellana escribió un artículo en el suplemento Tres Mil de Diario CoLatino que tituló "Cristobal Humberto Ibarra: Entre la Cátedra y la Poesía".

  En ese artículo refirió que Ibarra "Fue fiel representativo de la generación de poetas y escritores que a principios de los años 40 combatieron con valentía literaria la dictadura de Maximiliano Hernández Martínez"

  "Todavía adolescente, Ibarra se unió a la generación de intelectuales que por su vocación e identidad integraron  el movimiento literario denominado Grupo Seis" entre los que estaban Oswaldo Escobar Velado y Matilde Elena López, que promovían una literatura de vanguardia, que en gran medida inició la poesía de protesta, escribió Orellana.

  Una de las primeras obras que publicó Ibarra cuando estuvo  radicado en Guatemala fue Cuentos de Sima y Cima en cuya segunda edición de la Dirección de Publicaciones del Ministerio de Educación en 1977 mencionan que también escribió en poesía: Gritos (1946), Elegía de Junio (1953) y Elegía para Oswaldo Escobar Velado (1969).

  En prosa escribió El Cuajarón, ganando el primer premio de los juegos florales de San Salvador en 1958; también obtuvo el primer lugar en los Juegos Florales de Quezaltenango, Guatemala, en 1968, con la obra Cuentos Breves para un Mundo en Crisis. Otras fueron Plagio Superior (1965), escribió el ensayo Francisco Gavidia y Rubén Darío, semilla y floración del modernismo, ganando el primer premio del Certamen Nacional de Cultura.

  En 1965 obtuvo el segundo lugar en ese certamen con la novela Tembladerales, historia de ficción ubicada en una hacienda llamada El Sauce en la jurisdicción del entonces cantón San Luis La Herradura, jurisdicción de Zacatecoluca, departamento de La Paz. El premio consistía en diploma de honor, medalla de plata y cuatro mil colones ($1,600 dólares al cambio de aquella época).

  En 1967 obtuvo el premio Emblema de Oro del Periodismo Argentino, otorgado por el círculo de Periodistas de la Provincia de Buenos Aires.

  En el prólogo de Cuentos de Sima y Cima, el escritor Miguel Angel Asturias, premio nobel de literatura (1967), sostuvo que esta obra cae "dentro de la gran corriente de la literatura americana actual, nutrida, en los diversos países del Continente, por poetas y prosistas que se esfuerzan por algo más que cultivar escuelas, que son enemigos del encasillamiento, pretendiendo con sus obras establecer una literatura que englobe, no solo lo heredado de Europa, sino lo que nos es propio, lo que nos da razón de ser".

Ibarra y otras personalidades viroleñas en Revista ZACATECOLUCA. 2011

    Al licenciado Ibarra lo conocí en la Semana Santa de 1968 en el rancho de playa de don Carlos Molina con quien eran primos. Don Carlos nos había invitado junto con Francisco Guzmán y Jesús Corvera a pasar unos días de descanso.

  Guzmán lo presentó refiriendo que Ibarra era el jefe del Departamento de Periodismo de la Facultad de Humanidades, de la Universidad de El Salvador (UES). Ante la poca población estudiantil que tenían me invitó a que reiniciara mis estudios superiores y lo hiciera en la carrera de Periodismo.

  Tiempo después recibía con él las primeras clases de esta disciplina comenzando con Introducción al Periodismo impartida por Ibarra y como sosten bibliográfico teníamos el libro de Fraser Bond que llevaba el mismo título de la cátedra.

  En esos años finalizando la década de los 60 eran también docentes de ese departamento la Dra Matilde Elena López, los doctores Rafael Hasbún y Tomás Guerra, los licenciados Rafael Morales, Alfonso Orantes y Alberto Orellana Ramírez, los entonces bachilleres Ely Ruiz, Francisco Guzmán y Arturo Gallegos Escalante.

  El licenciado Ibarra murió el viernes 5 de febrero de 1988, sus restos fueron velados en Funerales Modernos, de San Salvador y sepultado en el Cementerio General.

  Le sobrevivieron su esposa Lucy Arrabé Pinar de Ibarra y sus hijos: Cristóbal Humberto, Mary Estela y Rosario Ibarra. Un colegio de Sierra Morena, en Soyapango, lleva su nombre, honrando así su memoria.

martes, 1 de mayo de 2018

LA FAMILIA HUEZO CÓRDOVA EN LA EDUCACIÓN Y LA CULTURA

Por René Alberto Contreras.
  El profesor Felipe Huezo Córdova de la estirpe de maestros de la primera mitad del siglo XX dió los mejores años de su vida a la educación de la niñez de Zacatecoluca y su natal San Juan Nonualco, ciudades donde supieron rendirle las gracias dando su nombre a algunos centros educativos.
  En Zacatecoluca fue donde inicialmente se destinó el nombre del Profesor Felipe Huezo Córdova a la escuela que ocupaba media manzana sobre la hoy avenida José Simeón Cañas y las 8a y 10a Calles Poniente, la única que en los años 50-60 contaba con una cancha de baloncesto que además servía para actos culturales, elección de reinas y otras actividades.

Prof. Felipe Huezo Córdova (Tomada de FB).
    Según el trabajo de investigación de estudiantes de Ciencias y Humanidades de la Universidad Modular Abierta (UMA) titulado “Nombres, Épocas y Escuelas”, el maestro nació en San Juan Nonualco el 6 de febrero de 1880, siendo sus padres Francisco Huezo y Gertrudis Córdova.
  Al dedicarse a la docencia fue nombrado en 1930 delegado examinador de los departamentos de La Paz y San Vicente al mismo tiempo que desempeñó el cargo de director de la escuela de varones José Simeón Cañas, de Zacatecoluca. Se jubiló en 1939 después de 40 años de servicio.
  El estudio de la UMA indicó que el siguiente año se trasladó a San Salvador donde en 1942 con su hija Tránsito, también profesora, fundaron el “Liceo !4 de abril” del cual fue subdirector hasta 1951.
  En 1968 siendo director de la Escuela Felipe Huezo Córdova, de Zacatecoluca, el profesor Carlos Cruz Avalos, el ministerio de Educación decidió cambiar el nombre del centro educativo por el de Profesor Catarino de Jesús Ortiz con el que se venía identificando a una escuela de San Juan Nonualco.
  En 1953 el profesor Huezo Córdova trabajó en una campaña junto con otras personalidades de San Juan para que el Ministerio de Cultura les apoyara en la construcción de un grupo escolar en un terreno que donó el señor Francisco Minero Córdova al que dieron el nombre del maestro Felipe el 12 de octubre de 1964, según lo publicado en “miportal.edu.sv”.
En San Juan Nonualco existe actualmente el Complejo Educativo "Prof. Felipe Huezo Córdova".
  Por su lado, Catarino de Jesús Ortiz fue un matemático, autor de un tratado de aritmética, premiado con medalla y diploma de honor en un concurso científico celebrado en París, Francia, en 1889, según lo refirió el Dr. Ramón López Jiménez, en el artículo titulado: “Zacatecoluca y sus hombres”, publicado el 14 de enero de 1964 en el Diario de Hoy.
  Los hijos de don Felipe con su esposa María Pineda de Huezo Córdova fueron: Tránsito, Antonio, Julio, Adalberto, Carlos y Alfonso.
  Antonio, siendo alcalde de San Pedro Perulapán, gestionó la fundación de la Escuela Rural Mixta del cantón Istagua, de aquella jurisdicción, construida en un terreno que donó el señor Cayetano Raymundo. A ese centro educativo inaugurado en 1959 también le dieron el nombre de don Felipe. 

Lic. Tránsito Huezo de Ramírez (Mármoles)
    Tránsito, que nació en San Juan Nonualco el 15 de agosto de 1913, siguió los pasos de su padre. Sus estudios de primaria los realizó en Zacatecoluca.
  Fue becada para estudiar pedagogía en la Escuela de maestras Normal España, sin embargo, cuando estaba por terminar el Tercer Curso, por cuestiones económicas tuvo que asumir el cargo de profesora en la Escuela Superior de Varones y la dirección de la Nocturna de Adultas del Barrio San Sebastián de Zacatecoluca en 1930, menciona su biógrafa María Cruz Palma en el Prontuario que Tránsito publicó con el nombre de “Mármoles”.
  Regresó a la Normal España para graduarse de profesora en 1933. El año siguiente el Ministerio de Educación Pública la nombró directora de la Escuela Lucía de Villacorta en la cabecera departamental de La Paz, cargo que tuvo durante 4 años.
  Dejó la ciudad y se trasladó a San Salvador donde estudió en el Instituto El Salvador para graduarse en 1939 de profesora de Comercio y Contador de Hacienda. Siguió como docente en diversas instituciones educativas de la capital al mismo tiempo que recibió un curso por correspondencia de periodismo lo que la llevó a convertirse en articulista de La Prensa Gráfica, Diario Latino y El Diario de Hoy.
  En 1941 fundó el Liceo 14 de Abril en el que además creó una escuela de periodismo. Aquella experiencia del centro educativo le duró once años. Luego inició estudios en la Facultad de Humanidades de la Universidad de El Salvador que después de 2 años abandonó por las circunstancias políticas de la época, describe Cruz Palma.
  El 16 de enero de 1944 contrajo nupcias con José Ramírez Ávalos con quien procrearon a Lil Milagro de la Esperanza, Josefina Amada Estrella y José Napoleón.
  Mencionó María Cruz Palma que Tránsito “ha escrito con profusión en los periódicos y usado los micrófonos de las radiodifusoras y la tribuna pública, para hacer campaña en pro de la mujer, porque es una feminista auténtica. Por iniciativa de ella y colaboración de otras distinguidas profesoras de la localidad, ha logrado establecer La Sociedad Juvenil Femenina”.
  Tránsito se graduó de licenciada en Filosofía de la facultad de Ciencias y Humanidades de la Universidad de El Salvador (UES) el 16 de diciembre de 1966.

Lil Milagro Ramírez (Tomada de FB).
    Su hija Lil Milagro Ramírez fue una de las fundadoras de los primeros grupos guerrilleros del país además de destacarse como poetisa. Fue asesinada en 1979 después de haber sido capturada por la Guardia Nacional en San Antonio del Monte, Sonsonate.
  Refiriéndose a ella la revista Cultura del Ministerio de Educación en el número 40 de 1966 mencionó que Lil es “la más joven poetisa salvadoreña en la actualidad. Nació en abril de 1946. Desde muy niña mostró su amor por la literatura, sigue estudios de Jurisprudencia y Ciencias Sociales en la Universidad de El Salvador y forma parte del grupo cultural universitario Alba 13”.
  La profesora universitaria Miriam Medrano publicó una recopilación de cartas, poemas y otros escritos de Lil Milagro.
  De la familia Huezo Córdova también destacó Carlos que dedicó su vida a la radiodifusión en El Salvador, Honduras y Costa Rica donde además incursionó en la televisión. Nació en Zacatecoluca el 3 de noviembre de 1924 y murió en Costa Rica el lunes 29 de diciembre del 2003.
  El locutor, publicista y cineasta David Calderón en su libro de Vistas y Oídas escribió que “Carlos Huezo Córdova, ‘Huezito’,  como familiarmente le llamaban, era… un sapito esmirriado, ojeroso y renegrido de orejas prominentes, cabello negro… su detalle sobresaliente era la sonrisa, eterna sonrisa ‘carnegiana’ que prodigaba tanto en la charla casual como al hablar por teléfono”.
  Calderón describió así el primer momento en que conoció a Huezo Córdova cuando lo recibió en noviembre de 1945 en el local de YSI, Radio Intercontinental, de don Ricardo Ramos, en la colonia La Rábida, de San Salvador.

Carlos Huezo Córdova (Cantaclaro. Tomada de EDH)
    “Cada mañana, como parte de sus tareas, Huezito seleccionaba los discos para los programas del día y mecanografiaba una guía o listado para cada segmento de la transmisión”, se lee en De vistas y Oídas.
  En entrevistas que le publicaron en los periódicos costarricense Carlos contó que trabajó en YSU La Voz Suprema del Espacio, luego pasó a YSEB La Voz de Latinoamérica donde creó el personaje Cantaclaro que con coplas improvisadas comentaba o criticaba la vida politica y social del país.
  Al trasladarse a Costa Rica donde se casó con Gládis Zuñiga Rojas, decidió radicarse en ese país.
  El periodista Jorge Arroyo publicó en la revista dominical del Diario La Nación un perfil de Carlos en el que describió que “en Costa Rica vertió su sello humorístico en corridos, anagramas y versos satíricos”.
  Usando metáforas Arroyo aseguró que “por el paredón de huecito Córdova pasaron por las armas casi todos los presidentes costarricenses del siglo viejo e importantes hechos bélicos centroamericanos así como faranduleras como Vica Andrade y Samantha Fox, quienes también han probado la balacera de sus cuartillas de filo fino”.
  Siguió escribiendo: “Este maestro de la versificación humorística y guitarrero, improvisado coplero, ha paseado su espíritu solidario y combativo desde las herméticas cabinas hasta las salas de redacción de varios países del istmo, pero su firma, su impronta mayor en la memoria popular de nuestra costarriqueñidad fue la pegajosa serie de risas del conocidísimo programa El Ja Ja del Aire, cotidiana emisión de chistes de todos los gustos”.
  La familia Huezo Córdova que inició su vida educativa y cultural con don Felipe en Zacatecoluca, San Juan Nonualco y San Salvador se fue extendiendo no solo en el interior del país sino a través de Carlos por otros países de la región como Honduras y Costa Rica.
 

viernes, 30 de marzo de 2018

YASMIN CHICAS: VIROLEÑA CIEN POR CIENTO

Por René Alberto Contreras.
  En el año 2007 surgió en el Facebook una página denominada “Viroleño Cien por Ciento” que comenzó a captar el interés de personas originarias de Zacatecoluca residiendo en cualquier parte del mundo, su autora es Elena Yasmín Chicas Orellana.
  La inquietud de viroleños por crear páginas en internet que querían dar a conocer noticias, videos, actos religiosos, deportivos, políticos y otros temas era abundante y fueron surgiendo poco a poco.

Yasmín Chicas, sus padres y su hermano
  En una entrevista para Los Motetes del Tecolote, Yasmin relató que en el 2007 ella estaba sufriendo un quebranto de salud y su padre, Raúl Ricardo Chicas Pineda, con el propósito que estuviese entretenida la incentivó para que hiciese algo en bien de Zacatecoluca.
    “Ese año era el boom de las redes sociales, más que todo facebook, y (mi padre) me compró una cámara y comencé a inspirarme, a visionar cómo lograr el objetivo de hacer un perfil dedicado a mi ciudad natal. La página está dedicada a la memoria de un compañero mio del tercer grado, Roberto Antonio López Larios (Q.D.D.G)”, explicó Yasmín.

Yasmín en Tercer Grado
    Dijo que comenzó a publicar fotografías de personajes populares de la ciudad como Chacón (Antonio Velasco) y otros, “fotos de personas que se iban agregando, así fue como casi todos nos reencontramos ya que por la guerra civil (1980-1992), todos nos separamos, unos viviendo acá y otros en el extranjero”.
  “Casi todas las personas comenzaron a mandarme fotos de lugares, escuelas, antojos de nuestra tierra viroleña, información personal, en fin Viroleño cien por ciento se convirtió en el lugar favorito de nuestra gente”, recordó Yasmín Chicas,  quien tuvo una particularidad, no se identificaba como la autora de este trabajo comunicacional.

Sandra Barahona la corona como Reina de Bo. El Carmen
    Elena Yasmín nació en Zacatecoluca, el 8 de febrero de 1967, hija de Raúl Ricardo Chicas Pineda y María Elena Orellana de Chicas. Su infancia y parte de la juventud la vivió en la 10a. Avenida Sur No. 10 del Barrio El Carmen, en Analco. Tiene un hermano: el ingeniero José Ricardo Chicas y un hijo: Sergio Luis Sánchez Chicas, de 26 años, egresado de la licenciatura en comunicaciones integradas al marketing, de la Escuela Mónica Herrera.

Yasmín con su hijo Sergio Luis.
    En Analco cultivó muchas amistades desde los años felices de juegos infantiles con Ana Julia y Beatríz Bonilla, Miguel Ángel Ramírez y otros niños de esa época. Al llegar a jovencitas, de Ana Julia recuerda las fiestas a las que iban al desaparecido Casino La Paz, eran los tiempos de la Música Disco, de John Travolta y Olivia Newton John.
   Los estudios de primaria Yasmín los realizó en la Escuela Unificada Mixta Parroquial San Francisco donde compartió aulas con sus aún amigas: Cristy Sánchez de Hirezi, Claudia Larios de Barrera y Lorena Varela, entre otras. Recuerda también a algunas de sus profesoras: Paquita de Irigoyén, Nohemí Osorio de Guzmán y Margarita de Liévano, ya fallecidas.
  Yasmín mencionó que no olvidará las recordadas que iban por toda la ciudad organizadas por Ana Julia cada 30 de diciembre como una celebración adelantada de los festejos familiares de despedida del año viejo y la bienvenida del nuevo. Como todos los viroleños, venían de disfrutar del alegre ambiente de las fiestas patronales dedicadas a las vírgenes Santa Lucía y de Los Pobres.

Modelando
    En esa etapa juvenil vino la época de los certámenes de belleza siendo coronada Reina del Canasto 1984-85 cuando aún existía el Centro Social Democrático.
  Fue Miguel Ángel Ramírez, siendo aún niño, uno de los que más apoyo le brindó en 1986 para que se convirtiera en la reina del Barrio El Carmen cuando era organizadora del comité de festejos patronales la señora Tere de Moreno, (Q.D.D.G) a quien se sumaban decenas de vecinos para participar en los fiestas decembrinas.
  La Asociación de Viroleños Residentes en San Salvador (ASOVIRES), que dirigía la señora Rubidia Rubio de Molins eligió a Yasmín como su reina para el período 1988-1990 y los militares la designaron con similar título para los años 1989-1990.


    Sin embargo, sus padres decidieron trasladarse a San Salvador en 1978, sin dejar de estar siempre vinculados a la vida activa de Zacatecoluca. En la capital estudió del séptimo al noveno grado en el Liceo Cristiano Juan Bueno y el bachillerato lo hizo en el Centro Harvard para seguir en la Universidad Tecnológica (UTEC) donde obtuvo la licenciatura en Idiomas.
  Sin descuidar sus estudios Yasmín incursionó en el modelaje en 1980 presentando diseños de famosas boutiques de San Salvador como Abraxas y Fabios.
  Yasmín no se ha quedado con una acumulación de su experiencia para recordarla, ahora comparte esos conocimientos con jóvenes tanto de la ciudad como de otros lugares del país.

Modelando en hotel Tropico Inn. San Miguel
    Sobre esa temática dijo que su actitud actual es “ayudar para mi ciudad de nacimiento apoyando a jóvenes que quieren participar en elecciones de festejos, por ejemplo dí mi total apoyo a la actual reina del Barrio El Carmen 2017-2018, señorita María José Gómez Orellana”.
  Consideró que con la participación de María José, que tiene discapacidad auditiva, en Zacatecoluca se registró un hecho histórico desde el momento que el Comité de Festejos con el apoyo del Concejo Municipal autorizaron su inclusión entre las 29 candidatas.

En Canal 12 de TV
    Otro hecho no usual es que María José al igual que el resto de candidatas se convirtieron en reinas de las fiestas patronales, recurso con el que los organizadores buscaron superar la inconformidad que generó la elección de una de las participantes. La decisión fue noticia publicada en diversos medios de comunicación en el país.
  La señorita Gómez Orellana estudia el segundo año de la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad de El Salvador (UES). Yasmín consideró que esta joven viroleña “nos demostró  (con su empeño y dedicación) que los sueños se hacen realidad”.
   Yasmín se dedica al trabajo de bienes raíces y esporádicamente labora con María Teresa Díaz Colocho, fotógrafa profesional graduada en Inglaterra.
  También colabora con el presidente de la empresa Miss Teen El Salvador, el señor Francisco Cortez quien en dos ocasiones la ha invitado a formar parte de jurados calificadores a nivel latinoamericano en el certamen Miss Teen América.

Parque Peña 2012 (Foto T. Díaz)
  En el 2011 con el señor Cortéz fueron invitados al programa Milena Tu Amiga, de Canal 12, formando parte de un panel para hablar sobre el tema Eventos de Belleza y Experiencias. Ese mismo año participó como jurado calificador para elegir la reina de las fiestas patronales de Ahuchapán invitada por la señora Claudia Gazzolo de Munguía, copropietaria de la Casa Mamapán.
 Sobre su vida familiar dijo: “siempre he opinado que el cariño fraternal que existió entre nuestros padres, cuando es sincero y leal se mantiene para toda una vida”.
 Sobre la existencia de Viroleños Cien por Ciento anunció que pronto volverá a publicarse ya que desde enero pasado tuvo problemas técnicos y junto con sus colaboradores trabajan para reanudarlos.
 Similar a Viroleños Cien por Ciento diversas personas e instituciones de Zacatecoluca incursionaron en el mundo del internet creando sus propias cuentas tal como lo hace la Alcaldía Municipal, existe también Comenta de Zacatecoluca, Solo en Zacatecoluca, Viroleños de Corazón, Viroleños Noticias y Orgullo Viroleño Zacatecoluca, entre otras publicaciones.
También,  Iván Chorro logró aglutinar a decenas de viroleños residiendo tanto en El Salvador como en diferentes países del mundo dándole el nombre de Grupo en el que escriben anécdotas, palabras originales, fotos, relatos y muchas ideas ingeniosas, la mayoría vinculadas a la vida de la ciudad que los vio nacer.